lunes, 5 de octubre de 2015

Y los viernes...una de poetas

Y vamos con la octava entrega. Esta semana va de fuerzas y energía. Y es que para todo, hay que tener energía, especialmente para educación física. Así que vamos a botar y botar el balón hasta lograr un canastón de los que hacen historia en el colegio Navarrete el Mudo, donde hay gente con muuuuuuucha energía!





La séptima estrega nos habla de cierto país... 


En el país de Nomeacuerdo

(María Elena Walsh)
En el país de Nomeacuerdo
doy tres pasitos y me pierdo”.


Un pasito para allí
no recuerdo si lo di.
Un pasito para allá,
ay, qué miedo que me da.

Un pasito para atrás,
y no doy ninguno más
porque ya, ya me olvidé
dónde puse el otro pie.































Y... veremos qué otras estrofas le habéis añadido a este cortito poema de Mª Elena.

Y para esta semana, la sexta entrega, que nos cuenta cosas acerca del correo.
Canción del correo

Veo, veo, veo
vuelan estampillas por el correo.
Mariposas son
que de noche duermen en el buzón.


La Paloma Mensajera,
jefa de la sucursal,
en el pico tiene un sobre
y en el sobre una postal.

Ya no sabe qué sucede
con el sello fechador:
pinta en vez de fechas negras
monigotes de color.

De repente un telegrama
se dobló como un avión
y salió por la ventana
volando en tirabuzón.

Muchas letras se levantan
de su cama de papel
y se escapan caminando
como hormigas en tropel.

Las mayúsculas se caen
en la cola de pegar
pero como son tan gordas
no se pueden levantar.

Para colmo una encomienda
se desanudó el piolín
y se fue muy desenvuelta
a jugar con aserrín.

La Paloma se pasea
del pupitre al pizarrón
con los lentes en la pata
de la desesperación.

La Paloma está nerviosa,
la Paloma está tan mal
que se emborrachó de tinta
y se come el delantal.


encomienda = paquete que se envía por correo
piolín = cordel muy delgado


Estas son algunas de nuestras ilustraciones: 























La quinta entrega nos cuenta cosas de una familia muy original, la Familia Polillal. Si quieres leerla de nuevo y escucharla ...

La Familia Polillal

La polilla come lana
de la noche a la mañana.

Muerde y come, come y muerde
lana roja, lana verde.

Sentadita en el ropero
con su plato y su babero,

come lana de color
con cuchillo y tenedor.

Sus hijitos comilones
tienen cuna de botones.

Su marido don Polillo
balconea en un bolsillo.

De repente se avecina
la señora Naftalina.

Muy oronda la verán,
toda envuelta en celofán.

La familia polillal
la espía por un ojal,

y le apunta con la aguja
a la Naftalina bruja.

Pero don Polillo ordena:
--No la maten, me da pena;

vámonos a otros roperos
a llenarlos de agujeros.

Y se van todos de viaje
con muchísimo equipaje:
Tomado de AlbumCancionYLetra.com
las hilachas de una blusa
y un paquete de pelusa.
Mª dolores Walsh


Y ver algunos de nuestras ilustraciones:



































Aquí va la cuarta entrega: "Manuelita la tortuga", Ya la hemos aprendido, declamado, cantado y ¡Cómo no!, Ilustrado. Aquí está el poema y, más abajo, podrás ver algunas muestras ilustradas y coloreadas por nosotros.


Poesía para niños de Elena Walsh



Manuelita la tortuga 
-------------------- 
Manuelita vivía en Pehuajó 
pero un día se marchó. 

Nadie supo bien por qué 
a París ella se fue 
un poquito caminando 
y otro poquitito a pie. 

Manuelita, Manuelita, 
Manuelita dónde vas 
con tu traje de malaquita 
y tu paso tan audaz. 

Manuelita una vez se enamoró 
de un tortugo que pasó. 
Dijo: ¿Qué podré yo hacer? Vieja no me va a querer, 
en Europa y con paciencia me podrán embellecer. 

En la tintorería de París 
la pintaron con barniz. 
La plancharon en francés 
del derecho y del revés. 
Le pusieron peluquita 
y botines en los pies. 

Tantos años tardó en cruzar el mar 
que allí se volvió a arrugar 
y por eso regresó vieja como se marchó 
a buscar a su tortugo que la espera en Pehuajó






























Esta es la tercera poesía elegida para divertirnos cantándola, aprenderla, y, sobre todo, 

Estaba la reina batata
Sentada en un plato de plata,
El cocinero la miró
Y la reina se abatató

La reina temblaba de miedo,
El cocinero con el dedo,
Que no que sí, que sí que no
De malhumor la amenazó

Pensaba la reina batata:
"Ahora me pincha y me mata"
Y el cocinero murmuró:
"Con ésta sí me quedo yo"

La reina vio por el rabillo
Que estaba afilando el cuchillo
Y tanto tanto se asustó
Que rodó al suelo y se escondió

Entonces llegó de la plaza
La nena menor de la casa,
Cuando buscaba su yoyó
En un rincón la descubrió

La nena en un trono de lata
La puso a la reina batata
Colita verde le brotó
(A la reina batata, a la nena, no)
Y esta canción se terminó



Aquí están algunas muestras de cómo hemos decorado este poema de 
María Elena Walsh























Nuestro segundo poema de los viernes, cómo no, habla de "nuestro colegio": de lo que hacemos, lo que significa para todos, y... de muchas cosas más. 


Con solo mirar...
Si no lo recuerdas... 
aquí lo puedes encontrar.

En nuestro querido Logroño,
con gran optimismo se creó,
lo que hoy es nuestra escuela
y Navarrete el Mudo se le llamó.

 Nuestro colegio nació junto
a nuestra bandera bicolor,
y con el rojo, verde y blanco quiero
decirte que eres el mejor.

Hoy estás empezando
con un nuevo curso escolar,
en el que todos en conjunto,
vamos a participar.

al ritmo del optimismo vamos
todos a triunfar, derrotar al
pesimismo siendo nuestra
visión progresar.

con todos nuestros sueños
y anhelos quiero a los cuatro
vientos gritar:
!Qué viva nuestro colegio 
al que vamos a estudiar. 

Como  lo hemos aprendido
 y recitado... 
 dejamos unas muestras
 de cómo lo hemos decorado.



Después de aprender cantando el primer poema de "La vaca estudiosa", lo hemos decorado a nuestro gusto. Todos los trabajos no pueden estar pero aquí quedan muestras de nuestra imaginación:


Poemas de María Elena Walsh para niños

La vaca estudiosa

Había una vez una vaca
en la quebrada de Humahuaca
Como era muy vieja, muy vieja
estaba sorda de una oreja
Y a pesar de que ya era abuela
un día quiso ir a la escuela
Se puso unos zapatos rojos
guantes de tul y un par de anteojos
La vio la maestra asustada
y dijo: "Estás equivocada"
Y la vaca le respondió:
"¿Por qué no puedo estudiar yo?"

La vaca vestida de blanco
se acomodó en el primer banco
Los chicos tirábamos tiza
y nos moríamos de risa
La gente se fue muy curiosa
a ver a la vaca estudiosa

La gente llegaba en camiones
en bicicletas y en aviones
Y como el bochinche aumentaba
en la escuela nadie estudiaba
La vaca de pie en un rincón
rumiaba sola la lección

Un día toditos los chicos
nos convertimos en borricos
Y en ese lugar de Humahuaca
la única sabia fue la vaca
Y en ese lugar de Humahuaca
la única sabia fue la vaca










Y nos fuimos con la música y la letra de la poesía "La vaca estudiosa" a  EI 5años. Allí se la cantamos y... ¡les gustó!. Charlamos un rato con ellos, la comentamos... y prometimos volver con nuevas poesías.






No hay comentarios:

Publicar un comentario